Gera Valdez

Psicoterapia Citas al: 6692147548. Email: gvaldezhernandez@gmail.com

Home Top Ad

Responsive Ads Here

Acceder A Curriculum:             https://goo.gl/3mmiHn  (click derecho mouse y GUARDAR IMAGEN COMO) Acceder a datos de Contacto:    http...

Acceder A Curriculum:            https://goo.gl/3mmiHn (click derecho mouse y GUARDAR IMAGEN COMO)
Acceder a datos de Contacto:   https://goo.gl/Qt5rN4




Aunque parezca una frase lógica y obvia, que, para llegar a algún lugar, el primer paso es no quedarte donde estas, el sentido de esto...



Aunque parezca una frase lógica y obvia, que, para llegar a algún lugar, el primer paso es no quedarte donde estas, el sentido de esto es más profundo de lo que aparece.

¿Cuántas veces hemos deseado hacer un cambio importante en nuestras vidas?, una vuelta de timón, un cambio de vías. Y resulta que, aunque tenemos las mejores intenciones, además de un intenso deseo, y un gran anhelo de las recompensas de este cambio, nos quedamos solo en el intento.

El cambio es un proceso, más que un evento, hay una serie de lugares o estadios que se deben de caminar para llegar por fin al cambio que deseamos (modelo transteorico de cambio prochasca y di clemente). La desición es la parte mas importante, mas no lo único que se necesita.


Nos concentraremos hoy en la Contemplación.


Para iniciar el proceso del cambio existen un par de preguntas que tenemos que hacernos:
1.      

    Cuáles son las consecuencias de permanecer (o sostener) aquí (en la misma situación)

Esta es la parte fácil, ¿qué es lo que nos molesta, irrita, desagrada?, ¿cuál es el malestar?, y aquí el truco es enfocarse en mí, el cambio es personal y nunca podemos influir en el cambio de las personas a través del control. (existen maneras de Influir en las personas, como la inspiración, la atracción). Seamos lo más imparciales posibles, en este paso podrían aparecer la justificación, la negación. Es importante abandonar el sesgo que la auto conmiseración, la apatía, o la soberbia podrían darnos. Es sugerible que lo compartas con tu guía espiritual, terapeuta o psicólogo. Alguien en que confías y aparte pueda ser honesto contigo.

¿Que obtengo? 


   Aquí es la parte difícil de este paso o estadio, los seres humanos solo repetimos las acciones si somos recompensados por ello. Así es hay al “placentero” que obtienes. Y aquí te preguntaras: ¿Cómo de una circunstancia negativa puedo sacar placer? Si todas nuestras acciones son recompensadas, el problema es ¿Qué aprendimos a reconocer como algo “placentero”? Y aquí hace falta una exploración profunda de nuestra niñez para entender por completo como funciona nuestro sistema de recompensas, símbolos y relaciones.

Exploremos un caso:

María es una esposa que constantemente es engañada, su esposo es un infiel patológico, y ella quiere abandonarlo. Puede iniciar este proceso creyendo fielmente que el problema es su esposo infiel, y recordemos que ejercer control a una persona para lograr un cambio superficial y es siempre perjudicial a largo plazo. En terapia exploramos su relación desde la social, laboral, personal y filial, empezamos a caminar esta senda, mi trabajo consiste en detenernos a ver el cuadro, el corto, como si de una película se tratara, y empezamos a encontrar un patrón.

María se entrega demasiado, muy pronto y sin requisitos previos, se da cuenta que confía demasiado y a pesar de que la persona no corresponda, ella las perdona y vuelve a confiar en ellas, exponiéndose de nuevo a la victimización. En este camino, cuando ella se centra en la pregunta ¿Qué es lo que obtengo?, ella detecta, reconocimiento, al ser una buena amiga que lo da todo, Sentimiento de valor, "yo valgo en proporción a lo que la gente me necesite", y una sensación de poder, de que ella sale adelante a pesar que la gente la trata mal. Este patrón se presenta en todas sus relaciones, ella aprendió en algún momento de su vida, todo esto, que el reconocimiento y la aceptación, el sentimiento de valía, se conseguían explotándose a ella misma.

Una vez reconocido, nos sería útil, renunciar. Es aquí donde entendemos que nuestras necesidades no podemos seguir satisfaciéndolas con las mismas acciones y necesario hacer un cambio. María siguió explorando en terapia el origen de su patrón de relacionarse de manera conflictiva, cuando estuvo lista, esta manera nueva de conducirse la doto de una autoestima saludable y fortalecida, que le ayudo a establecer nuevos límites personales que influyeron en su relación con su esposo.
Es importante en el proceso hacerse acompañar con alguien que tenga experiencia en hacer cambios en su vida, un profesional de la salud mental seria ideal. Te invito a que camines la senda al cambio y a la trascendencia.  

Abrazos y bendiciones

p.d Continuaremos este tema en nuestro podcast y video en YouTube de la semana

Si bien el consumo de drogas significa problemas, es importante reconocer si existe una adicción a una sustancia. En mi experiencia...



Si bien el consumo de drogas significa problemas, es importante reconocer si existe una adicción a una sustancia.
En mi experiencia profesional,  son muchas las consultas que, derivan a circunstancias de consumo de drogas, desde una “depresión” o problemas maritales, hasta problemas de conducta adolescente, que pueden llegarse a etiquetar como propios de esta etapa. Y si hay algo que reconocer es que estamos rodeados de sustancias, que nuestra sociedad ha crecido abrazando  y  tolerándolas.
Es importante aclarar que existen dos tipos de sustancias o drogas, desde la perspectiva de la legalidad, estas son las drogas legales, como son el tabaco, el alcohol, las pastillas de dieta, inductoras del sueño, antidepresivos, y las catalogadas como drogas “ilegales”, que a la vez la diferencian entre recreativas y duras.
Dentro de las drogas recreativas, ilegales (hasta el momento en México) son el cannabis (mota, marihuana, yerba), la cocaína en polvo, acompañadas de legales como el alcohol, el tabaco. Las drogas “duras” varían dependiendo del país y la cultura del consumo, pero generalmente son drogas recreativas utilizadas en vías de administración más agresivas, como el crack (cocaína en piedra), el cual se fuma, o la cocaína inyectada intravenosa. La heroína y la metanfetamina indistintamente de la vía de administración, en este momento  el consenso es catalogarlas como drogas duras. (Una explicación más detallada será explorada en un tema especial).
Desde la perspectiva actual de la psicología de las adicciones, se considera una adicción o dependencia a una sustancia si cumple con ciertos criterios (según dsm IV) que se mueven en 4 importantes ejes:
  • Pérdida de Control
  • Impacto Social
  • Riesgo al Consumir
  • Indicadores Orgánicos
Esto es que debemos observar nuestra conducta o la de nuestro ser querido, y buscar indicadores que nos dirigirían a la sospecha de una adicción.
En el caso de adolescentes, podemos observar como en los últimos meses la cantidad de “escapadas” o salidas, donde se consume alcohol o drogas, ha ido en aumento, tal vez al inicio fue solo una tarde al mes, en donde el adolescente regresaba con  aliento de alcohol, u ojos rojos, u olor a “hierba quemada”, y decidimos ignorar este hecho atribuyendo a que son “aventuras” propias de la adolescencia.
Además en este tiempo al día siguiente de su escapada, tiene malestares físicos importantes que antes no tenía, como  la cruda o resaca,  dolor de huesos, dolor de cabeza intenso, demasiado tiempo dormido, o aumento o pérdida del apetito, todo esto comparado con los inicios.
De repente podemos darnos cuenta que se inicia el consumo en días u horas que regularmente no planeábamos hacerlo, o que  nuestro familiar no lo hacía, y empieza a ser repetitivo, como salir en tiempos de exámenes, un lunes, o a horas inadecuadas. Otro indicador es, que se empieza a pasar más tiempo en situaciones que concluyen en consumo, fiestas reuniones, salidas a la cancha o al parque, pero que en vez de socializar, hacer amigos, conocer gente o divertirte, termina en consumo.
Pero el criterio más importante para tomar en cuenta, en lo que a problemas de sustancias se refiere son: LAS CONSECUENCIAS.
Aquí hay que ser claros, las consecuencias, determinan el grado del problema de consumo en el que estamos o está inmerso, pleitos, heridas, visitas a la cárcel, multas de tránsito (alcoholímetro), riñas, accidentes automovilísticos, pequeños robos de efectivo o de objetos de valor, ausencia en clases, abandono de actividades, agresión verbal o física hacia los padres, etc.
Otro indicador importante es que encontremos sustancia o accesorios relacionado con el consumo, semillas, palitos, pipas, sobrecitos con restos de sustancia, encendedores (tipo soplete), esto significa que probablemente se ha pasado del consumo esporádico y de exploración,  a un consumo habitual. ¿Por qué?, porque el solo hecho de que el consumidor ya sea responsable de sus utensilios y de su sustancia significa que el ya percibe la necesidad de drogarse cuando lo necesite, es decir, que si tiene ganas ya no tiene que esperarse a salir, o a contactar a sus amigos, simbólicamente significa “ya no estoy dispuesto a sentir la necesidad y soportar la abstinencia”, es aquí donde tenemos que hacer una intervención, esta puede ser temprana o correctiva.
No nos engañemos, el cuento de “esto no es mío se lo cuido a un amigo” es una patraña, y el principal problema en la repercusión de una adicción crónica en etapas juveniles tiene que ver por la alta necesidad de negación de los padres. Porque es difícil aceptar que nuestro hijo está consumiendo drogas y más difíciles aceptar que es un adicto, pero de eso hablaremos en el futuro.
Saludos y Bendiciones
Lic. Gerardo Valdez

-mandanos tus dudas, opiniones, sugerencias, bendiciones y maldiciones en :
twitter: https://twitter.com/Gerardo8209
mail: gvaldezhernandez@gmail.com

Antes de empezar el tema a profundidad me gustaría aclarar algunos conceptos del área de sexualidad, estos son: Identidad Sexual y pref...



Antes de empezar el tema a profundidad me gustaría aclarar algunos conceptos del área de sexualidad, estos son: Identidad Sexual y preferencia sexual. La preferencia sexual es un concepto para describir nuestra decisión de compartirnos en un experiencia sexual, indica,  que es lo que prefieres, y siendo muy simplistas en la descripción, la preferencia sexual enmarca no solamente el género de tu acompañante, si no todas aquellas características sexuales que son objeto de tu deseo, esta preferencia, al igual que muchas cosas en nuestra conducta, están influenciados tanto por nuestras experiencias previas, en una definición menos flexible, describiría el patrón de atracción sexual, erótica o emocional (amorosa) a un grupo determinado de personas definidas por su género.
La identidad sexual es más simple de definir, esta es el tipo de genero con el cual te sientes identificado, más allá del rol que desempeña socialmente, incluye una necesidad de características físicas, emocionales y estéticas, que se siente como propias, indiferente al género de nacimiento.

image_content_25152392_20160117164606Hay un ejemplo que me gustaría explorar, Einar Mogens Wegener, un chico de Dinamarca en el año  1882, artista, con un género y rol social característico de la época y concordante con su género de nacimiento, que se casó con Gerda Wegener, y que en algún momento tuvo la oportunidad de disfrazarse de mujer, maquillarse, calzarse, e interactuar en este rol, siendo en su momento un icono de belleza y arte, con lo que se empezó a sentir cómodo, para después sentirse identificado, repitiendo esto, hasta aceptar su condición de transgénero y convertirse en la primer paciente sometida una operación quirúrgica de reasignación de género. Si, exacto me refiero a “la chica danesa” Lili Elbe.

Pero, ¿esta condición es el resultado de un “trastorno mental”?, exploremos más profundo el tema.
El concepto de “trastorno mental” ha cambiado a lo largo del tiempo,  bueno no su significado, mas correctamente, lo que se puede llamar trastorno mental, es lo que ha cambiado. La psiquiatría, que es la ciencia que nos dirige por el mapa de las condiciones mentales ha cambiado  de opinión con el tiempo, de hecho el 17 de mayo de 1990, se llega al consenso de que la homosexualidad no es un trastorno mental. Y en lo personal estoy totalmente de acuerdo de hecho en el DSM II, (un manual de diagnóstico de enfermedades mentales) la homosexualidad ya había sido retirada de su sección de Desviaciones sexuales.
Y aunque el homosexual y el transexual son diferentes, la referencia histórica y la evolución de su concepto es interesante y socialmente importante.
Entonces; ¿Qué dice la psicología de este tema?
Vamos a lo nuestro, en el DSMV, manual actualizado por el cual nos regimos al momento del diagnóstico clínico, se encuentra el termino de disforia de género, también llamado trastorno de identidad de género, que ​ es un diagnóstico psiquiátrico designado a las personas que sienten una  disforia o distrés significativos (conflicto, aversión, sentimientos no placenteros o  no manejables)  debido a la discordancia entre su identidad de género y su género o su sexo asignados al nacer, con los que no se identifican ni sienten como propios.
Obviamente hay criterios de diagnóstico que tiene que ver con  evidencias claras y concluyentes de la identificación del individuo con un género opuesto al de nacimiento. Mencionado esto ¿es o no es un trastorno mental?, pues querido lector defensor de la familia clásica, la respuesta sigue siendo NO.
El verdadero trastorno que el concepto de disforia de género se refiere, no consiste en que la identificación con el sexo opuesto al de nacimiento, sea el problema a tratar, si no la disforia, entendiéndose esta como  conflicto.
Y si, nacer con órganos sexuales diferentes con los que nos identificamos seguramente, y condiciones culturales comunes, deber ser una verdadera pesadilla, o si no imagínatelo en este momento, que en mi caso, mis amados genitales sorpresivamente se cambiaran por los opuestos.
Las estadísticas son frías, un gran número de humanos en esta condición llegan a padecer entre otras cosas, depresión, crisis de ansiedad, rechazo social y/o familiar, abandono emocional, maltrato, violencia, e ideación suicida, algunos con intentos.
Este ambiente de crisis es lo que un psicólogo profesional, en toda la extensión de la palabra distinguiría como el problema a tratar, ayudar con los síntomas depresivos, la restructuración del concepto de sociedad, la re-estabilización de sus lazos sociales, la interpretación de sus necesidades afectivas y la dirección para que estas sean satisfechas de manera saludable, honesta y digna, ese sería el trabajo, el verdadero trabajo. Guiar entre la etapa de duelo (si duelo de perdida) ya que su yo exterior simbólicamente morirá, para ayudar a nacer a esta identidad, la cual debe ser fortalecida, reconfortada, y obviamente protegida, por el mismo. De la misma manera que toda identidad debe ser valiosa.
Es critico la intervención de un profesional de la salud mental en proceso como este, tanto de manera individual, como de manera familiar, además de ser multidisciplinaria, de la mano con la psiquiatría y la endocrinología, y si la decisión es fuerte de la medicina estética.
Como familiar, amigo, o extraño miembro de la comunidad la intervención correcta es a través del amor, y utilizare una frase atribuida a simone de beauvoir:
“ lo ideal sería ser capaz de amar a una mujer o a un hombre, a cualquier ser humano, sin sentir miedo, inhibición u obligación”
Saludos y Prosperidad
Psi. Gerardo Valdez

p.d. preguntas, dudas, sugerencias, bendiciones y maldiciones a:
gvaldezhernandez@gmail.com